¿Trabajar desde casa? Libera tu espacio alquilando un trastero

Lourdes BarraEmpleo & Gastos Empresa, Hogar & Jardín Comments

Trabajar desde casa

Trabajar fuera de la oficina se ha convertido en una tendencia laboral que beneficia tanto a empresas como a empleados, disminuye los costes y facilita la conciliación entre la vida personal y profesional.

El “teletrabajo” otorga a los empleados la posibilidad de trabajar en el lugar y momento más adecuados para él, no para la empresa y, aunque en España está muy arraigada la cultura del trabajo presencial, esta modalidad ya ha sido implantada por un 27% de las compañías, según los datos del INE.

La llegada de la tecnología al hogar ha hecho posible una transición a la idea de estar constantemente conectados con infinidad de información y contactos, ya sean laborales o personales. Ahora bien, necesitamos de un espacio que reúna las condiciones necesarias para poder trabajar en él, desde una buena conexión a Internet hasta el clásico despacho pero ¿quién tiene tanto espacio disponible en casa?

En ocasiones, llegamos a ocupar hasta las esquinas de los baños. Para teletrabajar necesitamos un área donde poder ser productivos desarrollando nuestra actividad. Una de las soluciones más prácticas y accesibles es el alquiler de un trastero para almacenar los objetos que no usamos con frecuencia.

Es más común encontrar almacenes y trasteros para autónomos en Barcelona o en Madrid, donde el problema de espacio se acrecienta. ¿Y qué decir de las cansinas mudanzas? Bien porque te mudas a un piso más pequeño y no encuentras sitio suficiente para organizar tus cosas o bien porque alquilas de forma estacional y no quieres pagar todo un alquiler sólo para guardar tus pertenencias.

Los trasteros son mucho más baratos y sólo sólo pagas según su uso, ya que no es necesario abonar ni siquiera un mes entero. Son ajustables a la necesidad de cada uno, sin un excesivo coste por un almacén enorme que no vas a poder rellenar. Con llave propia para que puedas entrar y salir cuando quieras porque el servicio funciona las 24 horas del día. Y siempre con la garantía de personal de seguridad cualificado así como sistemas tecnológicos que velan por el bienestar de todo lo que allí deposites.

Se acabaron las preocupaciones por no poder guardar todo aquello que te pertenece, por no encontrar un lugar donde trabajar o por pagar en exceso por algo que no vas a usar. Es hora de liberar tu espacio y seguir con las nuevas rutinas y retos del día a día en un ambiente renovado.