Principios de Finanzas Personales: 1.Gasta menos de lo que ganas

Alfonso SBAhorroNET, Bancos & Comisiones, Hogar & Jardín, Niños & Familia, Transporte & Gasolina Comments

Para celebrar el estreno del blog de Dinaru, tu nueva herramienta para manejar y controlar tus finanzas personales, hemos creado unas series de artículos que resumen los tres principios básicos que te llevarán al éxito en tus finanzas personales:

  1. Gasta menos de lo que ganas
  2. Prepárate para lo inesperado
  3. Haz que tu dinero trabaje por ti

Capítulo 1: Gasta menos de lo que ganas

Gasta menos de lo que ganas” es una frase muy mítica en todo el mundo de las “Finanzas Personales” y que viene a decir algo muy sencillo: Vive acorde a tus posibilidades, no gastes demasiado en cosas absurdas y evita asumir deudas.

Así dicho parece fácil, ¿no es así? Sin embargo, esta es una de esas cosas que son muy fáciles de decir pero difíciles de hacer.

Ahora bien, ¿Como empezar entonces a resolver este problema? Puedes renunciar a cenar fuera y cocinar en casa, puedes comprar marcas blancas, actualizar tu armario en las rebajas en lugar de a principios de temporada y ahorrar un par de euros siempre que sea posible.

Sin embargo, tienes un trabajo por una razón: quieres las cosas buenas que la vida tiene que ofrecer. Así que ponerte el hábito monacal tampoco es lo que debes hacer.

La otra alternativa es centrarnos en las cuatro cosas que afectan mayoritariamente a tus gastos (y por lo tanto a tu habilidad para ahorrar para otras cosas) mucho más que el resto.

Estas son las cosas que conllevan las mayores inversiones económicas y que por tanto tienes que esforzarte en entender, ya que ese esfuerzo supondrá que estarás preparado para asumir esos gastos y tener tus finanzas bajo control.

 

1. Comprar una casa

Una casa es con toda probabilidad la compra más cara que vayas a hacer en tu vida. Y a la hipoteca hay que añadir los impuestos, los seguros, el mantenimiento… Mucha gente piensa que comprar una casa es automáticamente una buena inversión, ya que “no estás tirando el dinero pagando la renta”.

Y si bien es cierto que poseer una casa puede ser un sueño, no siempre tiene sentido económicamente. Si no tienes una residencia fija ni la vas a tener en el futuro cercano no merece la pena plantearse comprar un casa.

Sin embargo, si tu plan es estar en la misma zona indefinidamente, una casa podría convertirse en una de las mejores inversiones que podrías hacer. Para determinar qué es bueno para ti, lee este post de ThinkingRich, en el que encontrarás una calculadora que te ayudará a hacer las cuentas.

 

2. Niños (y cuándo tenerlos)

Los hijos pueden ser una increíble fuente de alegría en tu vida. Pero si estás planeando tener alguno, es importante tener en cuenta los gastos que conllevan, así podrás tomar la mejor decisión sobre cuándo tenerlos.

Tener niños supone gastar dinero en una casa más grande, en un coche más grande, comida, ropa, educación…  En definitiva, son MUCHOS gastos que tendrás que afrontar una vez nazca. ¿Cuánto son muchos? En el 2008, la CEACCU situó el coste medio hasta los 18 años en 150.000€

¿Y cuánto te costará a ti? Para que nos hagamos una idea, la calculadora de TodoPapas es una buena manera de analizar los gastos de tener un hijo; permite dividir los cálculos en franjas de edad, de 0 a 12 meses, de 12 a 24 meses y de 24 meses en adelante, por lo que ofrece una idea bastante realista.

El coste de tener un hijo puede disminuir sensiblemente si se tiene tiempo para esperar unos años. Si en lugar de tener hijos hoy mismo, esperases cuatro años e invirtieses los más de 8.000 euros anuales que te costaría el niño de media; para cuando tu hijo naciese (con un rendimiento del 10% anual) tendrías 40.000 euros.

*800 + 1680 + 2648 + 3712 (10% anual) + 32.000 (inversión original)  = 40.018 euros

Además, empezarías a coger aproximadamente 8.000 euros al año para los gastos relacionados con el niño, pero el resto de tu inversión original continuaría creciendo.

 

3. Dónde vivir

Seguramente eliges dónde vivir basándote en las oportunidades laborales, la proximidad a la familia y a los amigos, el clima… Pero piensa también que dónde vives tiene un impacto muy grande en cuánto puedes ahorrar.

Por ejemplo, utilizando datos del portal de Fotocasa, si vives en Madrid, alquilar una casa te costará alrededor de 9,6€ el metro cuadrado al mes… mientras que si vivieses en Granada, por ejemplo, te costaría 5,38€ el metro cuadrado.  ¡Casí un 50% menos!

Para comparar ciudades podéis utilizar la herramienta  de Expatistan. Muestra la diferencia de precios entre ciudades usando variables como el precio de las casas, el transporte, la ropa o el entretenimiento.

 

4. Coche (nuevo o usado)

Las empresas automovilísticas y los distribuidores se gastan miles de millones en publicidad cada año para convencerte de que tienes que comprar un coche nuevo, pero teniendo en cuenta los gastos de financiación y la depreciación (bajan de precio) que sufren los coches nada más comprarlos, es más inteligente comprar un coche usado, ¡o incluso no comprarlo!

Si queréis calcular cuánto os cuesta vuestro coche de verdad, podéis ver la calculadora incluida en el Blog de ThinkingRich. Y si queréis calcular cuánto pierde un coche nuevo nada más salir del concesionario, podéis utilizar esta calculadora de Money-zine (en inglés).

Quizás esto os ayude a contemplar que impresionar a los vecinos (o a las mujeres) con un modelo de coche ligeramente mejor probablemente no merece la pena, ya que sale demasiado caro 😉

 

Métodos fáciles de maximizar tus ahorros

Más allá de las “grandes cuatro” decisiones financieras, hay algunas cosas que todos podemos hacer para maximizar los ahorros. Y todas pueden hacerse sin alterar radicalmente tu estilo de vida.

 

1. Consigue una tarjeta de crédito que te paga:

A la hora de gastar, utilizar una tarjeta siempre es mejor que utilizar el efectivo (siempre que pagues todo a fin de mes por supuesto, ¡nada de financiarte con ellas!). Primero, porque así queda registrado todo lo que gastas y llevas más control. Y segundo, porque, de forma muchas veces invisible, incorporan seguros y ventajas que nos pueden ayudar muchísimo.

Así, una tarjeta de crédito te da un préstamo de 30 días gratis, más beneficios, y en conjunción con una herramienta como Dinaru, mejor visibilidad para saber exactamente a dónde va tu dinero.

Las tarjetas suelen venir incorporadas con múltiples seguros, en el blog de ThinkingRich puedes leer este post sobre los seguros que incluyen las tarjetas, como el seguro de coches alquilados y la protección en las compras o en los viajes.

Y además, muchas de ellas te dan descuentos o puntos, como la Visa Cepsa o la Visa Repsol Máxima.

La Visa Cepsa ofrece, entre otros:

  • Cuota anual gratis para toda la vida
  • 3% descuento inmediato en estaciones de servicio Cepsa
  • 2% extra mensual de los pagos en estaciones de servicio Cepsa si ese mes has gastado al menos 300 euros en establecimientos que no sean estaciones de servicio Cepsa
  • 1% de descuento del valor de tus compras en el resto de establecimientos, que se acumula en forma de puntos-descuento.

De la Visa Repsol Máxima destaca:

  • 2% de descuento en carburantes
  • 5% de descuento en todos los productos de tienda y servicios de las estaciones de Repsol, Campsa y Petronor,
  • además de descuentos en hoteles o agencias de viajes entre otros)

El truco es que la mayoría de tarjetas que ofrecen 3-5% de devolución de dinero tienen un tope en beneficios. Tener constancia de todas las restricciones, y calcular si es mejor obtener devolución de dinero en restaurantes o en servicios es difícil. Afortunadamente, Dinaru hace todo el trabajo por ti. Y en el futuro, basándose en tus categorías únicas de gasto, Dinaru será capaz de encontrar la tarjeta que más maximice tus beneficios.

Eso si, todo esto solo aplica si pagas tu tarjeta a fin de mes porque si no, tu primera prioridad debería ser pagar todo lo que debas. Se necesitan nueve años para pagar una factura de la tarjeta de crédito de 5000 euros, pagando un mínimo de 100 euros al mes. En ese tiempo, habrás gastado 5.100 euros solo en gastos de intereses.

Puedes hacer el cálculo tú mismo aquí.

 

2. Actualiza tu cuenta bancaria:

Según los datos que maneja el Banco de España, el pasado año los españoles pagaron una media de casi 55 euros por tener una cuenta, 10 euros más que en 2010. Y lo que es peor, la media de cuenta de ahorros te paga solo un interés del 0,50% (y la mayoría de cuentas corrientes no pagan ningún interés).

Los bancos trabajan acumulando depósitos que después prestan como hipotecas o a negocios. Esos préstamos suelen ser pagados a una tasa de interés que suele estar típicamente en el 2% – 8%.

Si la media indica que el banco te da solo un 0,50%, ellos están cogiendo esa diferencia como beneficio, beneficio que podría ir para ti.
Hazte una cuenta de ahorros en OpenBank, Selfbank, ING Directo Bankinter ya que pagan mucho más.

Si quieres encontrar la mejor opción para ti, utiliza los comparadores de productos, como el de Rankia.

Además, muchas de estas cuentas te darán otro tipo de ventajas, como no tener comisiones, descuentos en ciertas tiendas o incluso descuentos en tus facturas mensuales. ¿A qué estás esperando?

 

Puntos destacados:

  • Analizar el impacto de comprar o alquiler, de cuándo tener niños y de dónde vivir.
  • Compra coches usados.
  • Hazte con una tarjeta de crédito como la Visa Cepsa que te devuelve dinero.
  • Paga por tus deudas de las tarjetas de crédito, las de interés alto primero.
  • Pon tus ahorros en una cuenta de alto rendimiento como la de Coinc de Bankinter
  • Usa Dinaru para manejar tus finanzas y para encontrar precios más bajos en tus facturas mensuales.