Manual para cobrar el paro

Ana Moreno VicenteEmpleo & Gastos Empresa, ImpuestosLeave a Comment

Trabajar desde casa

¿Tu vida depende de un salario? No te asustes; nos pasa a todos…

Desde nuestro primer empleo ponemos todo de nuestra parte para que poco a poco, nuestra pequeña montaña de ahorro vaya aumentando y con ella poder comprar un coche, independizarnos, formar una familia…

Pero, ¿y qué pasa cuando todo esto se desmorona? Por desgracia, en los últimos años todos podríamos decir que hemos conocido un caso de cerca, o incluso, que ese caso lo estamos viviendo en primera persona.

El problema de esto, es que nuestro día a día depende de esto. De un salario. Por eso, hoy queremos contaros paso a paso cómo actuar una vez que nos despiden, para cobrar el paro inmediatamente al mes siguiente, y evitar que nuestra economía se resienta demasiado.

Aunque, a la vez que gestionas todos los trámites para cobrar el paro, no te des por vencido, y comienza la búsqueda de empleo lo antes posible. Aquí te damos varios consejos para triunfar a la hora de encontrar trabajo .

Derecho a cobrar el paro

Lo que conocemos comúnmente como “paro” es una prestación económica por desempleo que pretende proteger a las personas que pierden su empleo por un despido en contra de su voluntad, o la finalización de un contrato temporal.

Aunque también tienen derecho a cobrarlo aquellos trabajadores de empresas que realizan un expediente de regulación de empleo (ERE) que obliga a la empresa a reducir temporalmente la jornada de los trabajadores, recibiendo así un salario menor, proporcional a las horas trabajadas.

Pero además, para tener derecho a cobrar el paro, es necesario cumplir 4 requisitos:

  • Estar afiliado y en situación de alta en la Seguridad Social en un régimen que contemple la contingencia por desempleo.
  • Encontrarse en situación legal de desempleo y acreditar disponibilidad para buscar trabajo activamente y para aceptar una colocación adecuada. Para ello, basta con apuntarse al paro.
  • Tener, al menos, 12 meses cotizados a la Seguridad Social. No tienen que ser seguidos, pero sí tener 12 meses cotizados en los últimos 6 años, y que esos 12 meses cotizados no hayan servido en ocasiones anteriores para cobrar la prestación.
  • No haber cumplido la edad de jubilación, la cual daría derecho a la pensión de jubilación y no a la prestación por desempleo.

Trámites para solicitarla

1. Apúntate al paro

Una vez estás inscrito como demandante de empleo, o, lo que es lo mismo, estás inscrito al paropodrás pedir el paro en un plazo de los 15 días siguientes al último día trabajado (sin contar domingos y festivos).

2. Pide cita

La petición de prestación por desempleo puede realizarse de dos formas:

3. Prepara la documentación necesaria

Para validar tu prestación, necesitarás una serie de documentos necesarios, que te enumeramos aquí:

  1. Tarjeta de paro.
  2. Solicitud de la prestación contributiva (impresa). Podrás descargártela desde aquí y rellenar con tus datos.
  3. Documento de identificación (¡verifica que no está caducado!)
  4. Contratos de trabajos a tiempo parcial (si has tenido) de los últimos 6 años anteriores al cese y, si tienes, los certificados de empresa.

Duración de prestación, y ayuda después del paro

El tiempo durante el cual se recibe la cuantía de prestación por desempleo varía dependiendo de las cotizaciones que tengas acumuladas durante los últimos 6 años.

En la siguiente tabla elaborada por citapreviainem.comse reflejan los días a los que se tiene derecho según la cotización:

derecho_paro

Y para saber qué cuantía recibirás, aquí te facilitamos un calculador que te ayudará con el autocálculo de prestaciones por desempleo.

Pero una vez que el paro finaliza, si sigue en situación de desempleo, es probable que tenga derecho a subsidio por cotización agotada o insuficiente, o algún tipo de ayuda extraordinaria a la que pueda acceder.

Para saber si es tu caso, te recomendamos acudir a la oficina de empleo para que puedan decirte, en tu caso concreto, si tienes o no derecho a una ayuda después del paro.

Pero aquí te dejamos más información sobre las ayudas existentes.

[magicactionbox id=”9429″]

No desistas

La situación de desempleo generalmente causa un estado de desánimo al ver que, por más currículums que enviamos, no nos sale nada. Pero como decía Paulo Coelho:

“No desistas. Generalmente es la última llave del llavero la que abre la puerta”

Así que no tires la toalla, y ¡a por ello!. Y para ayudarte, aquí te dejamos una serie de artículos que pueden inspirarte a encontrar el trabajo que necesitas:

Esperamos haber podido ayudarte. Para cualquier consulta que quieras hacernos, ¡nos tienes a tu disposición! Escríbenos un comentario y te contestaremos encantados 🙂