2 estrategias para eliminar las comisiones de tu cuenta corriente

luispitaBancos & Comisiones Comments

Las comisiones tienen un impacto mucho mayor sobre tus ahorros del que puedas pensar. De hecho, con un banco sin comisiones podrías ganar 6.000 euros más para tu jubilación. Esto no quiere decir que debas correr a cambiar de cuenta corriente. Y es que si hay una máxima en lo referente a los bancos es que todo es negociable. En otras palabras, si te están cobrando o te han cobrado alguna comisión, puedes pedir que te la quiten e incluso conseguirlo. La clave está en saber cómo negociar con el banco.

En este punto conviene diferenciar entre eliminar una comisión que te han cobrado renegociar las comisiones que aparecen en tu contrato. 

Negociar comisiones de la cuenta

Para negociar comisiones de la cuenta corriente hay una cosa que debes tener clara: tú eres más importante para el banco que el banco para ti. Y es que tú puedes cambiar de banco y seguir igual, pero el banco tendrá que invertir para captar otro cliente como tú.

En este sentido, no debes perder de vista que los bancos tienen muy perfilados a sus clientes por sus gastos actuales y sus posibilidades futuras. En otras palabras, saben si serás proclive a comprar una casa y firmar una hipoteca o lo que puedes ahorrar para la jubilación. El banco sabe muy bien cuál puede ser tu rendimiento como cliente y hasta dónde llegar para retenerte.

Con esto claro, para negociar las comisiones con el banco debes:

  • Preparar el encuentro con la comisión que te han cobrado y el día exacto que lo hicieron. Anota también cuánto tiempo llevas con el banco.
  • Empieza por llamar al banco en lugar de acudir a la oficina. La banca telefónica tiende a ser más útil para resolver este tipo de situaciones. Indica qué comisión te cobraron, el día y el concepto y pide que te la quiten.
  • Lo más normal será que no lo hagan. Al responder evita frases que puedan llevar a una respuesta negativa como “¿Estás seguro de que no la puedes quitar?”. Por el contrario, sé asertivo y repite tu petición. Frases como “Lo entiendo pero de verdad me gustaría solucionar esta cuestión ¿De qué forma puedes ayudarme?”  te ayudarán. Así estás haciendo que sean ellos quienes tomen decisiones.
  • Si no te solucionan el problema, pide hablar con un superior y si te emplazan a una llamada otro día, pregunta en qué día y hora contactarán contigo. Si no lo hacen llama tú.

En caso de que por teléfono no consigas tu objetivo, dirígete a tu oficina y pide hablar con el director, con nadie más. Para preparar la reunión, en el curso gratuito Libertad Financiera contamos con una guía para negociar con el banco que te ayudará a lograr tus objetivos.

Quitar las comisiones que ya tienes

Te sorprendería saber la cantidad de comisiones que puede tener una cuenta corriente. Todas son negociables, pero hay algunas que serán más fáciles de eliminar que otras.

En este sentido, la comisión por transferencia es una de las primeras a por las que puedes ir. En este artículo puedes ver el resto de comisiones a negociar con el banco.

La clave al negociar es hacer valer tu potencial como cliente y tener claro que, salvo casos muy concretos, estarás igual de bien cuidado en un banco que en otro.

 

3 artículos recomendados:

Las claves para elegir tu cuenta corriente y acertar

El error que nunca debes cometer con tu cuenta corriente

11 jugadas que el banco intenta colarte y que deberías conocer