¿Cómo elegir el mejor producto financiero para mí?

Lourdes BarraAprende un poco más, Bancos & Comisiones, InversionesLeave a Comment

Usar un comparador de productos financieros

El gasto en consumo final de los hogares e ISFLSH durante el segundo trimestre del pasado año aumentó un 2,7% respecto al mismo periodo del año anterior. Como consecuencia, los hogares registraron un ahorro bruto menor, según los informes del INE, reduciendo la tasa de ahorro al 15,2% de la renta disponible.

Tanto si tu necesidad es de financiación como si es de inversión, son cientos los lugares donde podemos adquirir o solicitar productos financieros. Lo primero que debes hacer es tener en cuenta una serie de puntos clave para poder elegir el producto financiero que más te convenga:

¿Cuándo vas a necesitar el dinero?

Si tienes 3.000€ y tienes pensado irte de vacaciones en verano, no inviertas ese dinero en un plazo fijo a un año. Por otro lado, si lo que necesitas es pagar el arreglo del coche y no tienes efectivo para poder retirarlo y el límite de tu tarjeta está al rojo vivo, lo más rápido puede ser un minipréstamo.

El cuándo es determinante tanto para invertir como para pedir prestado.

¿Qué intereses o qué rentabilidad me va a generar el producto financiero?

Una vez que tengas definido el punto anterior, debes investigar un poco cuáles son los intereses que cobrar las distintas compañías por prestarte el dinero y cuál es la rentabilidad que pueden generarte los distintos depósitos e inversiones en productos financieros. Una forma muy práctica de hacer esta investigación es usando un comparador de productos bancarios.

Si decides hacer uso de esta herramienta te encontrarás con las mejores opciones seleccionadas para ti de entre más de 2.000 productos de 80 entidades financieras. Los buscadores siempre te mostrarán la opción que, en base a los parámetros introducidos, más se acerque a lo que buscas. Ahora bien, para elegir el que realmente más te conviene a ti, es necesario que prestes atención a los conceptos que caracterizan los productos financieros para que puedas establecer comparaciones en base a los mismos:

  • Plazo de amortización: corto, medio o largo plazo
  • Tipo de interés o precio del dinero
  • Comisiones y gastos asociados
  • Garantías o avales requeridos
  • Plazo entre la solicitud del producto y la obtención de mismo
No nos olvidemos del factor riesgo

Si vas a invertir, también tendrás que tener en cuenta este factor. Para elegir lo más importante es que te conozcas a ti mismo y sepas si eres de los que no quieren perder ni un céntimo de sus ahorros o si prefieres arriesgar y tratar de optar a una mayor rentabilidad.

La aversión al riesgo posiblemente te lleve a invertir en depósitos o a lo sumo un fondo de inversión que ofrezca una rentabilidad estable. Sin embargo, si te gusta arriesgar y no te quita el sueño, la opción de invertir en una empresa tecnológica emergente puede ser lo que te interese.

Ahora ya tienes las herramientas para tomar tu decisión, si tienes alguna consulta más específica puedes compartirla con nosotros dejando un comentario en la parte inferior y responderemos lo antes posible.