Cinco trucos para cambiar el sentido de la cuesta de enero

luispitaSin categoríaLeave a Comment

Cómo evitar una cuesta de enero eterna

El final de las fiestas marca la vuelta a la vida real para todo el mundo y el momento de curar los excesos navideños. Es el momento de afrontar la temida cuesta de septiembre, tanto en el plano económico como físico. Si has gastado de más, cómo suele ser habitual, te tocará ajustarte el cinturón.

Por fortuna, reponerse de las fiestas no es tan difícil si sigues una serie de pautas y estás mentalizado para la cuesta de enero. Como en casi todo lo que tiene que ver con las finanzas, el primer paso es la planificación. Enero es un mes ideal para revisar tu presupuesto o elaborar uno si todavía no cuentas con él. Hacerlo es tan fácil como listar tus ingresos por un lado y tus gastos por otro para ver qué diferencias hay entre ellos.

Reduce tus gastos

Haz tu presupuesto y repasa en qué puntos puedes ahorrar. No se trata de vivir bajo mínimos, pero sí de buscar puntos en los que reducir tus gastos. Algunos elementos como los seguros o las suscripciones anuales son claros candidatos a desaparecer.

Acceder al artículo completo con los otros cuatro trucos