Cenar en casa está de moda

Alfonso SBRestaurantes & Comida Domicilio Comments

Cenar en casa está de moda

Mis amigos dicen que soy tan buena anfitriona como Blair, una de las protagonistas de la famosa serie teen americana Gossip Girl. Para que os hagáis una idea (si es que no conocéis la serie), la chica vive en un loft en el Upper East Side, y tiene un gusto exquisito.

A raíz de un artículo muy interesante, me di cuenta de que invitar a tus amigos o conocidos a cenar en casa no solo sale bastante más rentable que salir a cenar, sino que además puede convertirse en una experiencia inolvidable para todos.

Por ello, quiero compartir mis secretos para hacer que tu cena se convierta en la velada perfecta – ¡y se haga eco!

 

Dieta Mediterránea

Quiero que la cena tenga platos caseros, españoles…Pero que sea original y especial

Ok. Digamos que quieres servir algo clásico, típico, made in Spain de toda la vida, que seguro que a tus comensales les va a gustar (croquetas, calamares, puchero, patatas bravas etc.) pero sin que tu casa se convierta en un bareto-taberna.

La presentación lo es todo. Saca tu mejor vajilla: un cocido madrileño quedará el triple de glamuroso si esta en un plato hondo estilizado con grabados. Hay un protocolo estricto que debes seguir si quieres controlar hasta el más mínimo detalle. Esto se puede aplicar siempre a tus cenas, aunque el grado de formalidad depende de ti.

Una buena idea es enfocarlo a nivel regional. Sólo en España hay miles de platos típicos repartidos por las diferentes CCAA. Podría ser muy interesante descubrir más acerca de ellos y preparar algunos, o si se trata de amigos, que cada uno escoja una CCAA y prepare el plato más típico. Echa un vistazo a esta lista ¡Delicioso!

Un consejo: no te olvides de saciar la sed de tus invitados, por ejemplo, con un buen vino.

 

Cena temática

¿Y por qué no organizas una cena temática? De esas que salen en las películas americanas y suelen acaban en un fiestón. Piensa en algo que pueda ser objeto de una cena y hazlo realidad.

Algunas ideas son:

  • Cena hawaiana: llena tu mesa de flores, tus platos de sabores tropicales y prepara ponche. Puedes incluso conseguir collares Lleva a tus invitados a un inolvidable viaje al Caribe…¡No te olvides de las frutas!
  • Mil colores: escoge un color y elabora platos que sólo sean de ese color. O mejor: crea un efecto arcoiris y elaborar un plato de cada color, colocándolos en línea en el centro de la mesa, o combina colores ordenados…
  • Cena a ciegas: propón a tus invitados que se tapen los ojos con un pañuelo y prueben lo que has cocinado sin saber lo que es, y traten de adivinarlo… ¡Tendréis las risas aseguradas! Eso sí, evita las sopas 😀
  • De vidente: si los invitados se conocen entre sí, pregunta a uno cual es el plato favorito de otro y así sucesivamente…¡Se quedarán de piedra cuando vean que has “adivinado” sus platos favoritos!
  • Todos locos: propon una cena “gymcana”: cada persona elige una prueba durante un tiempo de la cena y todos deberán respetarla. Por ejemplo: hablar 10 minutos en un acento distinto al tuyo, o dar de comer a la persona sentada a tu derecha.

 

Pizza party

Un clásico, pizzas y peli o fútbol, para fiestas más informales. Antes de coger el teléfono y encargarlas…¡Hazlas tú mism@! (por supuesto si tus amigos se prestan a echarte una mano, mejor).

Suelo hacer esto con mis amigos a menudo, ¡y la verdad es que nos salen estupendas! Además, puedes escoger los ingredientes que más os gusten, personalizarla, hacerla “4 estaciones” para tener más variedad, y pasar un rato muy divertido. Por no mencionar que las pizzas caseras tienen más sabor y son muchísimo más sanas…

Asegúrate de llenar la nevera de suficientes bebidas, para que estén bien frías.

¿Alguien dijo pizza?

 

Sabor Internacional

Una vez una amiga me contó que había hecho una cena internacional con sus amigos de Erasmus: cada uno había cocinado un plato típico de su país de origen y lo habían llevado al piso donde vivía. ¿El resultado? Una mesa colorida y espectacular, con más de 15 platos diferentes y únicos coronados por las banderas correspondientes. Probó sabores muy diferentes y nuevos y aprendió muchísimo sobre las distintas culturas y tradiciones (además de la cocina).

Si lo prefieres, también podrías enfocar la cena en solo un país, y al igual que con las cenas exóticas, elaborar platos típicos de ese lugar en concreto.

 

Un toque exótico

¡Atrévete a explorar nuevas culturas culinarias! Las cocinas de países del este, además de muchos otros, han entrado pisando fuerte. Los sushi bares, los restaurantes chinos, hindús e incluso los árabes y sus teterías, son algo muy común hoy en día, pero no siempre ha sido así.

En muy poco tiempo, hemos sido testigos de una “colonización culinaria” que se ha fusionado con nuestra dieta mediterránea. Y es de entender, ¡a la gente le encanta! Aunque para gustos, colores, si te encanta deleitar tu paladar con sabores nuevos, ¿por qué no dar a tu velada un toque más exótico?

Hay muchísimas páginas web y blogs sobre recetas de todo tipo de cocinas. Aquí os dejo algunas recomendaciones:

Hay muchísimas más. ¿Con cuál te quedas?

Un consejo: deja volar tu imaginación y ambienta la cena, por ejemplo con música acorde al estilo o con algún detalle decorativo, como velas o flores… Y prueba nuevas bebidas, como el sake, el té verde…

 

Rico y sano

¿Quien dijo que las dietas debían privarnos de disfrutar de sabores ricos? ¡Error! Cada vez son más las personas vegetarianas y más las personas que deciden apuntarse a una dieta…pero ¿por qué sufrir? Hay muchísimas recetas deliciosas y sanas que podrían combinarse para una propuesta de “cena verde” y no dejar indiferente a nadie (¿Cómo? ¿Recetas para adelgazar?)

Lo primero es informarse bien sobre qué aquellos alimentos son pro-dieta . Podremos combinarlos de muchas formas y obtener resultados muy distintos. La clave es evitar el aceite (fritos) y el exceso de sal, así como las mantequillas y alimentos ricos en grasas animales o vegetales.

Y si queréis volcaros al 100% en una cena vegetariana, tampoco hay límites para conseguir platos gourmet.

Un consejo: añade decoración al plato, utilizando hojas de vegetales, frutos rojos o similares, o colócalo de alguna forma especial al servir (más ideas aquí). Así los resultados serán mucho más visuales.

 

Dulce tentación

Si lo que quieres es planear una cita romántica con tu pareja, no necesitas ir al Ritz para que se enamore más de ti. ¡El truco está en los detalles!

Tu tienes el control de todas las variables. Crea la atmósfera perfecta a tu gusto: luces (y/o velas), música, entorno decorativo, olores…Y por supuesto, sabores.

¿Y qué le cocino? Tú mejor que nadie conoces los gustos de tu pareja (excepto quizás su madre). Mi primera recomendación es que le prepares su plato preferido. Y si quieres darle una sorpresa, pregunta a algún amigo suyo o familiar.

Cuida el postre: el postre genera expectativa en las cenas más íntimas. Yo personalmente soy muy fan de elaborar postres, especialmente de chocolate, y por ello os dejo algunas recetas “golosas” para un final muy dulce.

No te olvides del champán…

 

Homenaje

Y por supuesto, aunque sea divertido, no necesitas invitar a alguien a casa para cenar bien. Imagina que eres un rey o una reina que disfrutando de la tranquilidad de su palacio, con una buena copa de vino en la mano y un maravilloso plato de pavo al horno con especias y patatas doradas. Si lo que te apetece es un plan a tu aire, puedes seguir algunas de las ideas y sugerencias que te hemos recomendado y cenar a lo grande.

 

Dale un toque personal y único a tus cenas…¡Todos querrán repetir!