¿Cuando puedes pedir un anticipo de nómina?

Antonio Martin MorinEmpleo & Gastos Empresa Comments

[x_share title=”Compartir” facebook=”true” twitter=”true” google_plus=”true” linkedin=”true” email=”true”]

Una situación que, por desgracia, es bastante común es tener un importante gasto imprevisto, como por ejemplo una avería del coche, y no tener dinero ahorrado para hacerle frente.

Ante eso, lo más habitual es solicitar un préstamo personal pero tal vez te interese conocer un producto de financiación que puede ayudarte a salir del apuro y que tiene importantes ventajas frente los préstamos personales tradicionales. Se trata de los anticipos de nómina.

Este producto puede ser un salvavidas en caso de gastos imprevistos.

¿Quieres saber más sobre los anticipos de nómina?

Primero hay que aclarar, que existen dos tipos de anticipo de nómina. Aquél que puedes solicitar a una entidad financiera o a tu empresa, el lugar donde trabajas. En este artículo hablaremos del primero de los anticipos de nómina, el que te concede un banco o caja de ahorros.

A continuación vamos a ver:

  • Qué es un anticipo de nómina
  • Características de un anticipo de nómina

Qué es un anticipo de nómina

Un anticipo de nómina es un tipo especial de crédito rápido que conceden las entidades financieras con condiciones y características muy favorables a los clientes que tengan domiciliada su nómina en la entidad.

Básicamente, consiste en adelantar la cantidad equivalente de una o más nóminas en un crédito. Normalmente sin intereses, aunque sin ser del todo gratuito.

Un anticipo de nómina te puede servir perfectamente como fondo de emergencia temporal. Mientras estás creando tu fondo de emergencia solicitar un anticipo de nómina te puede ayudar a afrontar gastos que no tuvieras previstos y evitar que acabes con tu, aún pequeño, fondo de emergencias, sin demasiado coste.

Características de un anticipo de nómina

Anticipo de nómina” es un término muy usado por las entidades financieras pero no siempre se trata del mismo producto. El mayor peligro de un anticipo de nómina es que creas que estás contratando uno cuando realmente es otro producto financiero.

En general, existen 3 términos muy usados para este tipo de productos financieros: anticipo de nómina, crédito nómina y préstamo nómina. Que no te den “gato por liebre”.

Así, puedes encontrarte con una entidad que te da un crédito equivalente a una nómina con un plazo de devolución de 3 meses y con otros que te ofrecen 6 veces tu nómina a devolver en 3 años.

[magicactionbox id=”3065″]

¿Qué diferencias hay entre ellos?

1. Anticipo de nómina

Para que la entidad financiera, te acceda a este tipo de crédito rápido es necesario cumplir con las siguientes condiciones:

  • Duración: Corto plazo de devolución. No superior a 3 meses o 6 meses.
  • Importe bajo: Una equivalencia a 1 o 3 nóminas. Un máximo de 6.000 euros.
  • Tener domiciliada la nómina durante los últimos 3 meses o 6 meses.
  • Un tipo de interés del 0%. Aunque si te retrasas en el pago, es muy habitual que entonces se apliquen intereses superiores. Intereses parecidos a los que se aplican en un crédito al consumo, entre el 8% TAE y el 12% TAE.
  • Puede aplicarse una comisión de apertura. Normalmente, de hasta el 3% sobre la cantidad solicitada. Aunque no se cobren intereses sí que aplican una alta comisión de apertura por lo que dependiendo de su magnitud puede ser equivalente a un tipo de interés más elevado del que puede parecer en un principio.

Por ejemplo, si solicitas y te conceden un anticipo de nómina con un plazo de devolución de 6 meses sin intereses pero con una comisión de apertura del 2%, la realidad es que estás pagando un tipo de interés del 4% TAE por este crédito. Si pagas un 2% por 6 meses, es igual que pagar un 4% si fuese un año.

  • Se encuentran exentos de comisiones, en general, tanto de cancelación total como de amortización parcial.
  • Se conceden de forma muy rápida, entre 24 horas y 48 horas.
  • Solo puedes solicitarlo unas 2 o 3 veces al año, normalmente.

También, en ocasiones, muchas entidades exigen domiciliar una cantidad de nómina mínima o uno o más recibos para poder acceder a este producto financiero.

Sin embargo, debes tener presente que aunque tengas la nómina domiciliada en la entidad, ésta estudiará tu perfil crediticio. Si eres funcionario o trabajador por cuenta ajena, el tipo de contrato que tienes, si estas en los ficheros de morosos, como ASNEF  o RAI.

Y si quieres ver un ejemplo de anticipo de nómina, lo tenemos en Banco Santander.

2. Crédito Nómina

Un crédito nómina es muy parecido a un anticipo de nómina, con estas diferencias:

  • Duración a corto-medio plazo. Normalmente entre 6 meses y 12 meses.
  • Importe, entre 3 nóminas y 6 nóminas. Un máximo de 10.000 euros.
  • Un tipo de interés más bajo que el de los préstamos personales.
  • Puede aplicar o no comisión de apertura. Si la aplica ésta es menor que en el caso de los anticipos de nómina.

En resumen, un crédito nómina es un anticipo de nómina pero enfocado a cubrir necesidades mayores de financiación y una devolución más larga en el tiempo. Como toda deuda, tiene una serie de riesgos que conviene conocer y evitar.

Puedes ver un ejemplo de este producto en Caja España Duero.

3. Préstamo Nómina

El tercer término es el préstamo nómina. Es un producto de financiación que la entidad financiera llama anticipo de nómina porque requiere tener la nómina domiciliada en la entidad, pero que realmente son muy parecidos a un préstamo personal tradicional.

Sus características son las siguientes:

  • Duración de largo plazo. En general, para más de un año.
  • Importe elevado. Sin estar directamente relacionado con el importe de la nómina.
  • Tipo de interés: similar al de los préstamos personales. Entre un 8% TAE y un 12% TAE.
  • Aplica comisión de apertura.

De los 3 tipos, es el más caro y, como puedes ver, es exactamente igual que un préstamo personal normal.

Por ejemplo, en Banco Popular ofrecen un préstamo de este tipo.

Hay que tener cuidado con las palabras y términos que utilizan las entidades financieras para nombrar sus productos y es mejor fijarse en sus características y condiciones que nos indicaran con más exactitud qué tipo de producto financiero estás contratando.

En resumen…

En caso de tener un gasto imprevisto y ver como tus finanzas se desequilibran, un anticipo de nómina es tal vez la solución financieramente más acertada que puedes contratar. Mucho mejor que un minicrédito o un crédito rápido incluso mejor que utilizar la tarjeta de cré dito.

Es un producto mejor ya que pagas muchos menos intereses y mantiene la rapidez en conseguir el dinero.

Aunque siempre recomendamos evitar pedir créditos o dinero prestado, en casos urgentes, un anticipo de nómina es la mejor opción.

En el programa Libertad Financiera te damos las herramientas para ahorrar el 20% de tu salario sin dramas y tener un colchón financiero que te evite tener que pedir ningún anticipo de nómina. ¡Descúbrelo aquí, es gratuito!

3 artículos recomendados: