10 consejos para no gastar de más en verano

Ana Moreno VicenteComida & Supermercados, Cuidado Personal, Entretenimiento, Ropa & Complementos, Salud & Hospitales, Viajes & VacacionesLeave a Comment

10 consejos para no gastar de más en verano

Share this Post

¡Por fin ha llegado el buen tiempo! Y con él llegan también los gastos “injustificados” en heladerías, terracitas, escapadas… Que yo no digo que no tengamos que hacerlo pero, ¿qué tal si conseguimos disfrutar de todo esto sin gastarnos ni un euro? :D

Yo este verano tengo claro que pienso gastarme muuucho menos que el pasado y encima voy a intentar disfrutar el doble. ¿Que cómo voy a conseguirlo? Muy sencillo; sacando provecho a cualquier chollo e intentando divertirme sin dinero.

Al igual que se disparan las temperaturas, nuestro consumismo y los precios también lo hacenSube el precio de los alimentos, de los alquileres, los carburantes… y si a todo esto, le sumamos el consumo extra de cosas que en el resto del año no solemos hacer (tomar helados, irse de cañas…) al final, el verano nos sale caro.

Aquí te dejo un ejemplo que compara los gastos que tuve en 2012 de Noviembre a Enero con los 3 meses del verano. Ver esto es lo que realmente me ha hecho pararme a pensar. Porque irme una semana de vacaciones, utilizar más el coche y salir a tomar algo, ¡hicieron que mis gastos fueran descomunales!

Gasto comparación invierno verano

Por eso, me he instalado mentalmente un nuevo chip para este verano en el que aparece el lema:

“10 consejos para disfrutar al máximo del verano pero gastando lo justo”

10. Ahorra energía

“Este verano ¡ahorra energía! Tu bolsillo y el Medio Ambiente te lo agradecerán”

Durante el invierno estamos deseando que llegue el calor y cuando llega nos quejamos (¡Pero qué calor hace hoy!) y corriendo acudimos a nuestro infalible arma veraniego: El aire acondicionado. ¿Sabías que por cada grado que bajamos el aire acondicionado, el gasto en luz aumenta un 8%?.

Pues bien, este verano me he propuesto prescindir del aire. Si, habéis leído bien. Llamarme loca pero… en mi casa nunca hemos tenido aire acondicionado y no ha pasado absolutamente nada (ya sabéis, ventanas bien abiertas y persianas bajadas). Otra opción es seguir los consejos que nos proponen desde El Blog De Amovens.

Aunque si no queréis prescindir del aire acondicionado, podéis utilizarlo de una forma más moderada. No se trata de ponerlo a 21º y acabar pasando frío, sino de mantener una temperatura agradable con la que no pasemos calor. Por eso, si mantenemos nuestro termostato a 24º, conseguiremos un clima adecuado y el gasto de luz será menor (¡de hasta un 24% menos!)

9. Medicamentos

Lo que peor llevo del verano son los insectos. Acabo llena de picaduras de mosquito y comprando todo tipo de producto que me prometa “aliviar el picor instantáneamente” Pero al final, resulta que ninguno es milagroso. Por eso este año optaré a probar los remedios caseros que picadurasdemosquitos.com nos propone.

Otro problema que se me plantea siempre cuando me voy de viaje en verano es… ¿Qué medicamentos me llevo? y por no saber elegir, nunca me llevo nada y si me pasa cualquier cosa, termino comprando allí cualquier medicamento de marca. Para que este año no me pase, me llevaré los medicamentos genéricos más comunes (aunque espero no necesitar ninguno!).

8. Alimentos

En verano hay muchos alimentos que termino tirando porque me cuesta admitir que no están en su mejor temporada. El calor no solo nos pasa factura a nosotros, también existen algunos productos que claramente, NO debemos comprar:

  • Nocilla y chocolates: He de confesar que son mi perdición, pero a partir de ahora, en verano, los cambiaré por helados… En verano tengo que mantenerlos en la nevera y cuando por ejemplo, quiero untarme una rebanada de pan en nocilla, está tan fría que no puedo utilizarla ¿No os ha pasado?
  • Leche fresca (o cruda): Este tipo de leche necesita mantenerse a bajas temperaturas y debido a que no se encuentra pasteurizada, caduca en 2 o 3 días. Por eso, es preferible renunciar a ella durante en verano, ya que cualquier cambio de temperatura puede provocarnos una intoxicación alimentaria.

Si evitamos comprar estos productos, podremos ahorrar un dinerillo en alimentos que posiblemente terminen en la basura. Por lo que se recomienda comprar con cabeza (y en verano más que nunca). Y en cuanto a la fecha de caducidad, también te interesaría leerte nuestro artículo sobre “el mito de la fecha de caducidad”.

7. Cremas solares/bronceadores

Es importantísimo proteger nuestra piel del sol, pero esto no implica que tengamos que creernos todos los anuncios sobre que la crema solar o el bronceador “X” (que seguramente sea caro) es el mejor del mundo. Estos productos tienen la misma composición que otros mucho más baratos.

Hay que saber comprar un bronceador que proteja nuestra piel, y para ello, los más recomendables son aquellos que menos productos químicos tenganYa que son potencialmente dañinos y lo único que estaremos pagando por ellos es la marca.

De un estudio de la OCU sobre las grandes diferencias de precio entre las cremas solares y su protección real podemos concluir que, además de que existen cremas solares que no protegen tal y como prometen, una crema solar de marca blanca es igual de efectiva que otra de prestigio y por menos dinero. 

Por ejemplo, la crema solar Capital Soleil de Vichy que cuesta de 16 a 21€, ofrece exactamente el mismo buen resultado que la crema Cien Leche Solar Classic de la marca Lidl, la cual encontraremos por 4.99€. ¿Cómo te quedas? :O

6. Gafas de sol

Ni que decir tiene que hay artículos como las gafas de sol en las que aquello de “lo barato sale caro”, tiene tooodo el sentido del mundo. Muchas veces nos compramos gafas de sol de mala calidad porque imitan a unas originales porque nos salen por mucho menos dinero, y lo que nos queremos ahorrar con eso, lo tenemos que gastar más tarde para solucionar las lesiones oculares que éstas nos pueden causar.

Por eso os recomiendo que si queréis unas gafas de sol, no escatimeis en gastos. Nada de comprar en los “top-manta” ni en un “todo a cien”, ni siquiera en tu tienda de ropa favorita. ¡Estas gafas no están homologadas!. Existen multitud de ópticas en las que encontrarás muy buenas ofertas, como por ejemplo, en Opticalia tienes tus gafas de sol graduadas por tan sólo 88€.

[magicactionbox id=3065]

5. Ropa

Las rebajas de verano y la alegría de poder quitarse por fin el abrigo y lucir modelitos nos vuelve a todos locos. Esto nos lleva a gastar mucho dinero en ropa, concretamente, un estudio revela que se espera que cada español gaste una media de 72€, algo menos que en años anteriores que, como podemos ver, se debe a diversos motivos entre los que destaca la actual crisis.

grafica consumo rebajas

Para minimizar más aun este desembolso que se espera que realicemos en rebajas, podemos recurrir al “reciclado” basado en el movimiento hipster. Esta nueva iniciativa que está pisando bien fuerte consiste, entre otras cosas, en ahorrar al máximo.

En el tema de la ropa, podemos aplicarnos esta iniciativa en, por ejemplo, reutilizar ropa que ya no usas (hacer cortos unos pantalones que eran largos) o diseñarte tu propia camiseta (puedes crearte tus propias ideas en camisetas básicas que no traen ningún diseño).

Hacer las cosas tú mismo además le aportarán más valor y, si te digo la verdad, ¡a mi me resulta bastante divertido!

4. Helados y tapas

Tranquilos, que no os voy a consejar que lo mejor para ahorrar en verano es no salir de casa y evitar tomar algo, pero lo que si podéis hacer es dosificar las dosis de caprichos caros. Por ejemplo, un capricho caro sería ir a una heladería y tomarse un helado mega fantástico en su terrracita. ¿Por qué no transformas esta costumbre?

  • Comprar helados en cajas en grandes establecimientos como Mercadona o Carrefour te ahorrarías bastante dinero y puedes bajarlos a la calle y tomarlos al aire libre igualmente. ¡Con 3€ que pueda costarte un helado en una heladería, te puedes comprar un pack en un supermercado de hasta 5 unidades!
  • Otra opción en cuanto a salir a cenar o a tomar algo, es preparalo tu mismo. En vez de tener por rutina bajar al bar de abajo a tomar unas cañas, podéis reuniros varios amigos y que cada uno prepare algo. Seguro que tu ciudad está llena de merenderos tranquilos donde poder pasar la tarde con comida de casa de una manera más económica.

Piensa además que con estas opciones te estarás ahorrando también el incremento del coste que conlleva tomarte algo en la terraza de un local.

3. Ocio

Si te fascinan los parques temáticos y acuáticos, seguramente puedas hacerte con descuentos en la página oficial del parque temático ya que por lo general, las entradas son más baratas si las compras on-line en su página oficial que si te haces con ellas en la puerta del recinto. 

O también puedes hechar un vistado en páginas de descuentos como por ejemplo Atrapalo o Family Check.

Y si te bloqueas en qué alternativas podrían ser más económicas, Cristina te las cuenta en nuestro blog. 

2. Viajes y escapadas

Como habéis podido ver al inicio en mi gráfica de gastos personales, en el ocio y viajes durante el verano se nos va una gran parte de nuestro dinero. Esto podemos evitarlo si echamos mano a las páginas que nos ofrecen chollos (que actualmente, son muchas).

Os hemos preparado un directorio de las principales páginas que actualmente están teniendo más éxito sobre ofertas bastante económicas para despejar unos días. ¡Échale un vistazo aquí!

Y si quieres tener este directorio a mano, aquí te dejamos con su Directorio chollos-ofertas; Cortesía de Dinaru ;)

Además, aquí te contamos fórmulas para tener unas vacaciones de rico a precio mileurista.

1. Controla tu dinero

La herramienta estrella que te propongo para que puedas ir viendo si estás llevando a cabo los consejos de ahorro es nuestra aplicación, Dinaru, con la que podrás llevar todos tus gastos concentrados bajo una misma aplicación para que no pierdas ni un sólo día de verano en poner al día tus gastos.

Aunque aun lo tenemos en beta cerrada, podrás registrarte y te pondremos en espera para que cuando todo esté listo, seas de los primeros en disfrutar de nuestra herramienta y puedas dedicarte plenamente a poner en marcha los consejos restantes. ¿Qué me dices? ¿Te animas?

 

Ahora, te toca ponerlo en práctica

Yo con estos diez consejos espero sacarle el máximo partido a mi verano y conseguir una mejor posición respecto a los gastos del verano pasado. Seguro que tú también puedes tener un verano increíble y divertirte poniendo estas sugerencias en marcha. ¿A qué esperas? ;)

Si se te ocurre alguna otra, nos encantaría que la compartieses con nosotros. Ah! Y si quieres saber más, mantente atento a nuestro blog porque en unos días publicaremos nuestra guía para unas vacaciones baratas. 

Así, ¡ahorramos todos!

About the Author

Ana Moreno Vicente

Facebook Twitter Google+

Ana es graduada en Administración y Dirección de Empresas. Su misión es compartir todos sus conocimientos financieros de forma amena. Y su lema: "No hay nada difícil de explicar; tan sólo se trata de encontrar las palabras correctas"